TRATAMIENTOS DE DESINTOXICACION DE HEROINA: COMO DEJARLA SIN SINDROME DE ABSTINENCIA

Tratamientos de desintoxicacion de heroina

Desintoxicacion heroina
Dejar la heroína sin síndrome de abstinencia

Los tratamientos de desintoxicacion de heroina, codeína, metadona y otros opiáceos implican una limpieza de toxinas.

Sin embargo, en personas con dependencia a una sustancia química, la desintoxicacion se asocia usualmente con el síndrome de abstinencia, esto es, con el conjunto predecible de síntomas y signos que sigue a una interrupción brusca o a una disminución rápida de la toma de una sustancia que se ha consumido de manera estable durante un periodo de tiempo.

De hecho, el síndrome de abstinencia es el principal obstáculo para recuperarse de la adicción a los opiáceos, síndrome que puede superarse adecuadamente en los tratamientos de desintoxicacion de heroina.

Síndrome de abstinencia: el principal obstáculo en el tratamiento para dejar la heroina

Y lo es porque en personas con dependencia de la heroina u otros opiáceos, la interrupción abrupta y sin tratamiento del consumo puede causar problemas físicos severos. Por otro lado, los riesgos del síndrome de abstinencia para el paciente y la sociedad no se limitan a la severidad de las perturbaciones físicas, especialmente cuando el tratamiento de desintoxicacion de la heroina se ha llevado a cabo de forma ambulatoria. Porque los pacientes en tratamiento ambulatorio de desintoxicacion de heroina corren el riesgo de automedicarse para paliar los síntomas de abstinencia y la interacción entre esta automedicación y las medicinas prescritas por el médico pueden causar sobredosis o daños cerebrales.

Unos síntomas de abstinencia de la heroina que pueden emerger a las pocas horas del último consumo y que se agudizan entre las 36 y las 72 horas posteriores a ese consumo, manteniéndose a lo largo de entre siete y diez días. En el caso de dejar la heroina y consumir metadona, un opiáceo de acción más prolongada, los síntomas de la abstinencia comienzan entre las 24 y las 48 horas posteriores a la última dosis, se agudizan durante o después del tercer día, y van disminuyendo a lo largo de varias semanas.

Alrededor de las ocho a doce horas posteriores al consumo de la última dosis de heroina, el paciente experimenta lagrimeo, bostezos, ansiedad e irritabilidad. Algunas horas más tarde, le siguen sudoración excesiva, fiebre, calambres musculares y estomacales, diarrea y escalofríos. El síndrome de abstinencia es muy florido porque, implica síntomas gastrointestinales, dolores en los músculos esqueléticos, disforia, ansia de consumo y manifestaciones de hiperactividad simpática. Los espasmos musculares de las piernas producen patadas involuntarias, y este puede ser el origen de la expresión "patear el hábito". Todos estos síntomas de la abstinencia pueden mantenerse durante uno a tres días después del último consumo, y extenderse hasta diez días después. En algunos casos, la recuperación total puede tardar más.

SINTOMAS DE LA ABSTINENCIA
DE HEROINA Y OTROS OPIACEOS
• Calambres abdominales • Diarrea
• Agitación • Rinorrea o goteo nasal
• Insomnio • Pupilas dilatadas
• Anorexia • Taquicardia
• Lacrimeo • Fiebre
• Ansiedad • Taquiapnea
• Espasmos musculares • Hipertension
• Dolores articulares • Bostezos
• Mialgias • Irritabilidad
• Sudoración excesiva • Ansia de consumo
• Vello erizado

La dureza del síndrome de abstinencia de la heroina es evidente. Por ello, conlleva un riesgo muy alto de recaída durante las primeras etapas de dicha abstinencia, en parte porque el ansia de consumo se activa fácilmente por pensamientos sobre estímulos asociados a la droga después de dejar la heroina. En definitiva, el tratamiento de desintoxicacion de la heroina sin un manejo médico y un nivel de cuidados adecuados constituye un gran riesgo para la salud y para la calidad de vida de los pacientes.

Evitando el riesgo de daño cerebral: tratamiento UROD (Desintoxicacion Ultra Rápida de Opiáceos) y sin síndrome de abstinencia

Como se ha señalado, los síntomas de la abstinencia son un obstáculo fundamental para el tratamiento de desintoxicacion de la heroina. Porque dejar de consumir heroina no es suficiente para eliminar las alteraciones graves que esta sustancia produce en los receptores neuronales. Además, la medicación que normalmente se usa en los tratamientos de desintoxicacion de heroina no restaura las áreas del tejido cerebral dañadas, con el riesgo adicional de que enmascara los síntomas antes descritos.

Una vez en el cerebro, las drogas como la heroina afectan a unas sustancias químicas llamadas neurotransmisores. Estos son las sustancias químicas que dentro del cerebro controlan el flujo de información entre las neuronas o células cerebrales, formando sinapsis, a la vez que modifican el humor y los sentimientos de las personas.

Los opiáceos estimulan el sistema de recompensa del cerebro. Este centro o sistema está formado por unas neuronas situadas en el mesencéfalo (o cerebro medio) que usan un neurotransmisor llamado "dopamina". Estas neuronas con dopamina del mesencéfalo se proyectan a otra estructura llamada núcleo accumbens que a su vez se proyecta a la corteza cerebral. Este sistema es responsable de los efectos placenteros de la heroina y de su poder adictivo. Otros sistemas neurotransmisores, como los relacionados con las endorfinas, también son susceptibles de ser afectados por la abstinencia y la tolerancia a la heroina.

Una vez en el cerebro, la heroina es convertida en morfina por las enzimas; esta morfina se une a los receptores opiáceos en ciertas áreas del sistema de recompensa del cerebro, como por ejemplo en la corteza cerebral, el área ventral tegmental (VTA), el núcleo accumbens y el tálamo. La morfina se une también a áreas de la vía neurológica del dolor (como el tálamo, el tronco cerebral y la médula espinal). Este enlazamiento de la morfina a ciertas áreas de la vía del dolor produce analgesia. Tres tipos de neuronas toman parte en la acción de los opiáceos como la heroina: una que libera dopamina, una terminal vecina que contiene un neurotransmisor diferente (probablemente GABA), y la célula post sináptica que contiene receptores de dopamina. Los opiáceos se unen a los receptores opiáceos en la terminal vecina y envían una señal a la terminal de la dopamina para liberar más dopamina.

Por tanto, para evitar el síndrome de abstinencia es necesario restaurar las funciones del cerebro que han sido dañadas por la adicción a la heroina. Pero esto no es posible sólo con un tratamiento de desintoxicacion de la heroina tradicional. Las neuronas deben ser restauradas, de manera que posterior al tratamiento de desintoxicacion de heroina puedan incrementar su capacidad de aprovechamiento del oxígeno disponible y se pueda normalizar el intercambio metabólico a través de la membrana celular de las neuronas. Sólo esta intervención farmacológica, que recupera el funcionamiento neuronal normal de las estructuras cerebrales dañadas por la heroina, permite un tratamiento de desintoxicacion sin síntomas de abstinencia y sin ansia de consumo. Además, esta intervención permite la recuperación de procesos avanzados de cognición y afectividad, como la atención, la habilidad para leer, la conciencia o la serenidad.

En definitiva, el riesgo de consecuencias adversas graves para los pacientes que experimentan la abstinencia de heroina hace necesaria una desintoxicacion médicamente controlada. Esto implica un avanzado tratamiento farmacológico, llevado a cabo por profesionales de la medicina, la psicología y la enfermería y que proporcione una evaluación supervisada durante las 24 horas del día junto a un manejo de la abstinencia en entornos hospitalarios adecuados. El tratamiento de desintoxicacion de heroina, por otro lado, que se realiza de acuerdo a unos protocolos farmacológicos y clínicos aprobados y a unos procedimientos controlados médicamente.

Diversos estudios señalan entre las ventajas de este tratamiento farmacológico de desintoxicacion rápida con hospitalización, que (1) el paciente está en un ambiente protegido y por tanto sin acceso a sustancias como drogas o alcohol, (2) la recuperación neuronal rápida elimina el ansia de consumo y suprime el síndrome de abstinencia, y (3) el tratamiento de desintoxicacion de heroina se puede alcanzar más rápidamente que en un tratamiento ambulatorio.

Por otro lado, el tratamiento de desintoxicacion de la heroina de forma hospitalaria, prepara al paciente para la continuación del seguimiento ambulatorio de esta dependencia de la heroina para dejar la heroina. Durante esta hospitalización, los pacientes pueden constituir auténticas relaciones terapéuticas con las personas encargadas del tratamiento, y pueden aumentar su capacidad de hacer conscientes las alternativas a una vida dependiente de la heroina. De este modo, la desintoxicacion hospitalaria es una oportunidad para ofrecer información a los pacientes y para motivarles a continuar el tratamiento ambulatorio.

Desde estas premisas, el tratamiento de desintoxicacion de heroina y otros opiáceos implica varios procedimientos

En primer lugar, es necesaria una evaluación completa e individualizada de los aspectos médicos, psicopatológicos y sociales de cada paciente. Esta evaluación se acompaña de una exploración clínica detallada, así como de exámenes psico-diagnósticos y psicopatológicos, que permiten establecer las características de la adicción y su intensidad. Por otro lado, se pesquisa la existencia de enfermedades psíquicas asociadas al consumo de heroina y las repercusiones de la adicción en la familia del paciente, su trabajo y sus amistades. Este procedimiento clínico es fundamental para determinar el tipo de intervención farmacológica y médica que cada paciente necesita, además de proporcionar información para diseñar una estrategia individualizada de psicoterapia que pueda realizarse después de la salida del paciente del hospital.

Tras estos exámenes y evaluación, se realizan las intervenciones farmacológicas, orales e intravenosas, que permiten recuperar las funciones neuronales de las estructuras del cerebro que han sido dañados por la heroina (por ejemplo el locus coeruleus, el área ventral tegmental o los sistemas adrenérgicos). De esta manera, las neuronas tratadas pueden maximizar su capacidad para usar el oxígeno y normalizar de manera rápida la membrana neuronal. El principal logro de este procedimiento farmacológico es que proporciona la cantidad necesaria de medicación para asegurar una desintoxicacion segura y cómoda, sin ansia de consumo y sin síntomas de abstinencia. Al incrementar la capacidad de las neuronas tratadas para usar el oxígeno disponible, las funciones de la membrana neuronal se normalizan de manera rápida.

Simultáneamente, este tratamiento de desintoxiacion de heroina, incluye la atención a los aspectos nutricionales y psicológicos del paciente. Por un lado, se trata de mantener un adecuado equilibrio metabólico, corregir las deficiencias de electrolito y atender las deficiencias en la nutrición que frecuentemente acompañan a la adicción del paciente. En este aspecto, la nutrición del cerebro implica un enriquecimiento de la dieta con sales, oligoelementos, y aminoácidos esenciales para la recuperación neuronal.

Por otro lado, se pone a disposición del paciente un plan personalizado de psicoterapia, basado en los exámenes psico-diagnósticos, que restaure la armonía en su vida familiar y personal, clarifique conceptos erróneos acerca de su enfermedad, y promueva cambios en su actitud y su estilo de vida. Esta psicoterapia, así como el control farmacológico, forman parte del proceso ambulatorio que el paciente sigue tras abandonar la hospitalización, y permiten al paciente participar activamente en su propio tratamiento para dejar la heroina.

Bajo estas condiciones, los tratamientos de desintoxicacion de heroina tienen cuatro logros inmediatos: (1) proporcionar un abandono seguro de la dependencia de la heroina y permitir al paciente liberarse del consumo de sustancias no prescritas, (2) proporcionar una abstinencia sin sufrimiento y que protege la dignidad del paciente, (3) proporcionar una recuperación de procesos cognitivos y afectivos, y (4) preparar al paciente para la rehabilitación psicológica de su dependencia.

Desintoxicacion Tradicional =
desintoxicacion
Desintoxicacion en TAVAD =
Recuperación Neuronal
Duración del Tratamiento 5-180 DÍAS 2 DÍAS
Ansiedad NO
Temblores NO
Ansia de Consumo NO
Falta de Apetito NO
Insomnio NO
Depresión NO
Irritabilidad NO
Estrés NO
Bienestar NO
Serenidad NO
Recuperación NO
Mejora de las Relaciones NO
Retención BAJA TOTAL

Más información sobre tratamientos de desintoxicación de heroína y opiáceos

OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS
Abstinencia de heroina y desintoxicacion
Desintoxicacion de la adicción a la heroina
Tratamientos de desintoxicacion de heroina
SAMHSA - Naltrexona en la desintoxicacion de heroina


Página informativa sobre tratamientos de desintoxicacion de heroina